Tiger Tales 11 de enero

Queridas familias de Colfax,

¡Espero que hayan tenido un gran descanso de invierno con sus hijos/as! Ahora que mis hijos tienen diecinueve y quince años, las vacaciones son diferentes, pero no menos mágicas. Ya no me despiertan para abrir regalos. ¡Yo soy la que los despierta a ellos! Es tan especial verlos abrazar las tradiciones familiares que hemos creado a través de los años y asegurar que no nos  perdamos ninguna. ¡Los niños crecen rápido! ¡Disfrute de cada momento con ellos!

Tengo que hacer una confesión, uno de los tiempos que menos disfruté como una madre era haciendo la tarea con mis hijos. Discutimos acerca de cómo lograrlo y ayudarlos a completarla a veces era tortuoso. Pero aprendí que la tarea no tiene que ser tan difícil. Es beneficiosa por varias razones. Les enseña:

  1. Responsabilidad
  2. Manejar su tiempo
  3. Perseverancia- Una habilidad esencial para estudiantes exitosos.
  4. Autoestima- los logros regulares como terminar la tarea aumenta la autoestima lo que ayuda a la salud mental y física de los estudiantes.
  5. Provee tiempo de práctica adicional.

Aquí hay algunos consejos para guiar el camino:

  1. Conozca a los maestros/asy lo que están buscando. Asista a eventos escolares, como conferencias de padres y maestros/as, para conocer a los maestros/as de su hijo/a. Pregunte sobre sus políticas de tarea y como debe involucrarse.
  2. Establezca un área amigable para la tarea. Asegúrese que los niños tengan un lugar bien iluminado para contemplar su tarea. Mantenga — papel, Lápices, pegamento, tijeras — al alcance.
  3. Programe un tiempo de estudió regular. Algunos niños trabajan mejor por la tarde, después de un periodo de merienda y juego; otros pueden preferir esperar hasta después de la cena.
  4. Ayúdelos a hacer un plan. En las noches de tareas pesadas o cuando hay una tarea especialmente difícil de abordar, anime a su hijo/a a dividir el trabajo en trozos manejables. Cree un horario de trabajo para la noche, si es necesario, y tome un descanso de 15 minutos cada hora, si es posible.
  5. Mantenga las distracciones a un mínimo. Esto significa que no hay televisión, música alta o llamadas telefónicas. (Ocasionalmente, sin embargo, una llamada telefónica a un compañero de clase sobre una tarea puede ser útil.)
  6. Asegúrese de que los niños hagan su propio trabajo. No aprenderán si no piensan por sí mismos y cometen sus propios errores. Los padres pueden hacer sugerencias y ayudar con las instrucciones. Pero el aprendizaje es el trabajo de sus niños.
  7. Sea un motivador y monitor. Pregunte sobre las tareas, pruebas y exámenes. De ánimo, revise las tareas completadas y esté disponible para preguntas e inquietudes.
  8. Establezca un buen ejemplo. ¿Alguna vez sus hijos lo ven equilibrando diligentemente su presupuesto o leyendo un libro? Es más probable que los niños sigan los ejemplos de sus padres que sus consejos.
  9. Elogie su trabajo y esfuerzos. Anímelos a través del proceso y su esfuerzo. Tenerlos que comenzar de nuevo porque su trabajo no está a la altura de nuestros estándares realmente los desanimará en lugar de animarlos. Publique una prueba con una buena calificación o un proyecto de arte en el refrigerador. Mencione los logros académicos a sus familiares.
  10. Si hay problemas continuos con la tarea, busque ayuda. Hable sobre esto con la/el maestra/o de su hijo/a. Algunos niños tienen problemas para ver el tablero y pueden necesitar gafas; otros pueden necesitar una evaluación para un problema de aprendizaje o desorden de atención.

Calurosamente,

Sandra Berumen